fbpx

CULTIVAMOS Y CRIAMOS DE MANERA CONSCIENTE

Somos una granja agro ecológica integral donde vivimos en comunidad con animales y plantas. 

En nuestros bosques y espejos de agua conviven microorganismos, hongos, insectos como nuestras abejas que polinizan; además por supuesto aves y distintos animales.

De nuestros bosques de frutales hacemos nuestros postres y mermeladas. En nuestras pasturas capturamos carbono del ambiente con la ayuda de nuestros rebaños de pastoreo.

En nuestra huerta e invernáculos cultivamos nuestros vegetales y frutos estacionales.Todo lo que no se consume en el restaurant o en conservas se utiliza para alimentar a nuestros animales.

En este ambiente es en el que criamos a nuestros animales, libres, caminando, trepando a los árboles y hociqueando. Vivir y coexistir con especies es nuestro lema y claramente podemos generar sustentabilidad, beneficiarnos entre todos si entendemos los hábitos y comportamientos de cada uno.

AVES, Gallinas Libres en un ambiente cuidado y nuestro chicken tractor.

Las gallinas pastorean libremente, comiendo pasto fresco, hojas, insectos, lombrices y otros organismos. Actualmente contamos con un chicken tractor (carro móvil) donde tienen espacios para dormir y nidos para poner sus huevos. Esencialmente ofrece refugio, sombra, ventilación, agua fresca ante inclemencias climáticas.

Lo interesante del carro movil es la aptitud de ir rotando cada una semana por distintos sectores del campo, buscando los mejores pastos y también sectores que tengan que ser “mejorados” a través de un impacto positivo animal.

Pueden expresar su comportamiento natural, tienen menor riesgo de enfermedades e infecciones, impactan positivamente en el suelo: fertilizan biológicamente a través del bosteo. Devuelven nutrientes esenciales para la vida del suelo.

Esto nos genera productos de alta calidad y naturales, libre de químicos, mejores nutrientes y sabor. Baja costos de alimentación en las aves y no requiere grandes inversiones de infraestructura.

Nuestro rol? Entender, observar y aprender más de los animales y su comportamiento. De esta manera buscamos crear la sustentabilidad del sistema y adaptarnos a las necesidades de nuestros animales. Los grandes protagonistas.

VACAS, Pastoreo Racional

En La Pebeta, gracias a la planificación holística, prevemos este escenario a fines del verano, donde medimos cantidad y calidad de pasto para garantizar a nuestros animales la mejor comida posible. Estudiamos los requerimientos de cada animal para ser precisos cuando designamos parcelas y su tiempo de ocupación, caminamos el campo y aprendemos de él, observando lugares estratégicos que podrían llegar a ser útiles ante adversidades: zona de terreno alto en caso de lluvias, bosques para resguardo de vientos, cercanía con los corrales en caso de emergencias, sectores de buen y abundante pasto en caso de tener pariciones.

Complementario a esto, durante la época más fría damos rollos de pasto, que funcionarían como reservas de pasto cosechadas durante la primavera/verano. Esto no solo ayuda a los animales, sino que también tiene un efecto sobre el suelo, aportando cobertura y materia orgánica sobre la superficie, semillas que son incorporadas por el pisoteo y mantiene una buena temperatura que beneficia la vida debajo del suelo que posteriormente ayuda a un buen rebrote de especies con los primeros calores.

PORCINOS, son de los animales más inteligentes.

Cuando los alimentamos o rotamos a nuevos sectores de pastoreo, intentamos que ellos mismos generen la capacidad de encontrar las fuentes de agua, refugio y comida por sí mismos, estimulando sus hábitos e inteligencia. Ellos naturalmente hociquean, es decir dan vuelta el suelo en busca de bichos, raíces y demás cosas bajo tierra. Desde nuestro manejo, intentamos generar un impacto positivo sobre la tierra y su biodiversidad. Ayudados por los chanchas buscamos áreas de suelo compactado y duro que a través de este hábito de hociquear ellos descomprimen y ablandan el suelo.

Muchísimos años atrás. Instalamos nuestro chiquero en medio del nuevo bosque, donde nuestros chanchos juegan y hociquean, algo sin precedentes en Argentina. hemos creado un ambiente donde los chanchos viven libremente, disfrutan de pasto fresco, sombra del bosque, charcos de barro creados por ellos y la posibilidad de manifestar su comportamiento natural.

Su dieta consta principalmente de insectos, pasto, raíces, hojas y nueces, más todo el material orgánico crudo del restaurant vuelve a los chanchos. Desde los primeros días de vida los lechones comienzan por sí solos a explorar el terreno y sus alrededores. Corren y juegan todo el día, gracias a esto y al estar en continuo movimiento ayuda a su desarrollo morfológico y bienestar físico. Por otro lado se manifiesta un sentido de bienestar animal que repercute en varios aspectos: psicológico, animales más dóciles, relajados y sociales.

Durante la época de pariciones se crean refugios que sirven para que la madre esté cómoda y protegida durante la lactancia de los lechones. Estos refugios la protegen a ella y sus crías de las inclemencias climáticas y predadores.  A medida que los lechones van creciendo forman grupos o colonias que se mantienen durante su vida. Estos comparten una misma crianza lo cual los ayuda a sentirse seguros ante el resguardo de un grupo. Tenemos un plantel de madres que vive libremente en los bosques durante todo el año. En ciertos momentos reciben especial atención y suplementación nutricional.

No mantenemos una línea genética racial estricta, sino que nos basamos en la rusticidad y selección natural de animales. Buscamos aquellos animales que se adapten mejor a un entorno natural con mínimas intervenciones humanas. ¿A qué nos referimos? Que el animal pueda expresar su máximo potencial ante adversidades.

01

FRUTALES

Contamos con una basta plantación del frutales para cada estación del año.

02

VERDURAS Y HORTALIZAS

Nuestra huerta Indoor / Outdoor, nos permite desarrollar simultáneamente, una amplia variedad de frutas y hortalizas

03

CRÍA DE ANIMALES

Nuestros animales son criados en libertad. Contamos con instalaciones óptimas para su alimentación, descanso y cuidado. Criamos una gran variedad de animales: Vacuno, Ovino, Porcino, Aviar.

04
La Pebeta Granja

APICULTURA

Cosechamos nuestra propia miel, pero a la vez cuidamos el recurso apícola, para mantener activo el ciclo natural de polinización de la zona.

05

CULTURA DE TRABAJO

Amamos lo que hacemos, nos capacitamos constantemente y compartimos ese conocimiento con la comunidad.

Un territorio holístico que cria y cultiva a consciencia.

Vivir y coexistir con especies es nuestro lema y nuestro propósito es generar carbono positivo para nutrir bajo todo punto de vista la vida.

Somos el primer Farm to Table en Argentina

VISITA A LA HUERTA

Cada viernes y sábado te llevamos a recorrer nuestra huerta, para contarte como cultivamos el alimento.

DE LA TIERRA AL PLATO

PROGRAMA

1

Te esperamos a las 11.30 hs en La Pebeta con una bebida caliente.

2

Desde el punto de encuentro en La Pebeta nos desplazamos hacia el corazón del proyecto, el centro productivo de granja y huerta orgánica.

3

Comenzamos el recorrido contándote cómo realizamos el preparado de la tierra con fertilizantes naturales como el guano. En nuestra plantinera te mostramos cómo se siembran las semillas y se preparan los plantines que luego se llevan a la tierra. Recorremos nuestra huerta y cosechamos verduras u hortalizas de estación. Ingresamos a nuestros invernaderos para mostrarte la producción de productos que requieren de un clima más controlado para prosperar. En los corrales te contamos acerca de la dieta alimentaria de nuestros animales y los alimentamos. Realizamos un paseo por nuestra plantación de frutales.

4

Finalizamos el recorrido visitando los gallineros. Nos trasladamos para almorzar en el restaurant. (30-40 min)

NOTA:

Aceptamos niños que puedan caminar acompañados de un mayor responsable, bajo su supervisión y responsabilidad. por las características del terreno no sugerimosla visita con cochecitos de bebe o personas con movilidad reducida.

04_29_La Pebeta-3575

04_29_La Pebeta-3808

04_29_La Pebeta-3884

07_07_La Pebeta-5630

Timeline

timeline_pre_loader

En aquella época, cuando comenzaba el milenio, también hicimos una primera plantación de Nuez Pecan y algún otro frutal.

2005

En el 2005 realizamos el primer proyecto de permacultura con más de 1,500 frutales entre ellos naranjas sanguíneas, caquis, duraznos, ciruelas, cerezas, limones, todos ellos protegidos por acacias, eleagnus, fotinias que aportan barreras de viento y nutrientes para generar un ecosistema ideal para el crecimiento de las especies. En total plantamos en un lugar que era campo pelado mas de 3,500 árboles.

A partir de ahí, el sueño fue creciendo sumamos primero 40 y después 50 hectáreas más.

Esto nos permitió hacer en conjunto con la Asociación Argentina de Permacultura un proyecto a más escala, donde además de implantar 10,000 arboles mas en un bosque de madera, pudimos agregar invernáculos, zonas de cultivos para producir alimento para nuestros animales de corral.

Es entonces que planificamos incorporar animales de pastura todos criados en libertad y de manera natural.

Siempre siguiendo nuestra filosofía de nunca utilizar fertilizantes, herbicidas e insecticidas. Parte esencial de esto fue traer abejas para polinizar cultivos y frutales; y además obtener nuestra propia miel.

Así, recibimos como obsequio un casal de jabalíes, luego adquirimos 10 cabezas de ganado Aberdeen Angus y nos regalaron una pareja de Belted Galloway.

Instalamos nuestro chiquero en medio del nuevo bosque, donde nuestros chanchos juegan y hociquean, algo sin precedentes en Argentina.

También sumamos a nuestra granja corderos Hampshire Down y Scottish Black Face.

Y finalmente comenzamos con la cría de pollos de campo.

Año 2017

Finalmente en Mayo del 2017 logramos el objetivo tan deseado de poder abrir nuestro restaurant, donde la experiencia de La Pebeta se puede vivir y sentir en su máxima expresión.

Comer en el campo, mirando el verde y las vacas, una cocina de primer nivel, con producto del lugar. El único Farm to Table genuino y real de la provincia de Buenos Aires, el verdadero Kilometro Cero!

Comer de la huerta y en la huerta requiere adaptar el menú a lo que hay esa semana y ese día. Que es fresco, que está maduro y que se faenó. La comida no tiene que “viajar” para llegar al plato, se cosecha y se prepara el mismo día.

La Pebeta está muy lejos de ser un día de campo con asado clásico argentino; nuestra cocina a los fuegos es una experiencia gourmet. Queremos lucir nuestro producto en un lugar único y con una propuesta sana y plena de nutrientes para crear un concepto único e irrepetible fin de semana tras fin de semana.

Lograr que nuestros clientes puedan relajarse al aire libre, comer al sol y recordar los sabores de la infancia, de un tiempo donde todo se hacia casero y artesanalmente. Regresar la alimentación 100 años hacia atrás.

Año 2021
Menú